De tu casa a la mía

(letra y música: Miguel Blanco)

Estancado en el camino de tu casa a la mía.
Un poquito más cerca de la tuya, eso sí.
Suficientemente lejos para no oírte reír.
Suficientemente cerca para ver mis heridas.

Recordando cada estrella y cada luna que robamos.
Desguazando los silencios que nos vieron morir.
Olvidando las espadas que poblaron Madrid.
Intentando despertar, de nuevo, entre tus brazos.

Toda la infamia hubiera perdonado,
si no fuera porque ya no soy feliz.
Me costó mucho olvidarte
y no lo conseguí.

Y calado por dentro y por fuera de todo
he encontrado mi sitio detrás de la esquina.
El tiempo se escapa entre los dedos deprisa.
Las heridas no curan debajo del lodo.

He enterrado mi hacha y mi cara de odio.
Me cosí los bolsillos con tu arena de mar.
He poblado mi cama y vendido mi paz.
Y quemé mi guitarra en el último otoño.

Toda la infamia hubiera perdonado,
si no fuera porque ya no soy feliz.
Me costó mucho olvidarte
y no lo conseguí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s