Demasiado lejos

(letra y música: Miguel Blanco)

En este mundo donde hay que luchar
por cada bocanada de aire,
hay quien nace con la libertad
demasiado lejos de su hogar.
Y hasta inventaron la caridad:
marioneta de conciencia.
Pero hay quien nace con la verdad
demasiado lejos de su hogar.

Estamos vendidos antes de nacer.
Mataron los sueños y la fe.
Nacen entre guerras y sin nada que comer.
Ya no queda casi nada en qué creer.

Quedan tus sueños, tu puño y tu fe.
Tus brazos alzados contra el poder.
Y una sonrisa apretando los dientes,
y una mentira a la que hacerle frente.
Queda la calle, la selva y los pueblos.
Quedan idiomas para entendernos.
Y hay mil canciones aún por cantar,
y miles de tronos por destrozar.

Queda soñar.

Habrá que volver a definir
las palabras importantes.
Y habrá que volver a ser feliz
bajo la tormenta de Caín.
Dejaron de lado la verdad
para poder contestarnos.
Y habrá que volver a preguntar
¿hasta cuándo vamos a aguantar?

Estamos perdidos al anochecer
en un mar de sin sentidos y porqués.
Los bolsillos rotos y el dinero está al poder.
Ya no queda casi nada en qué creer.

Quedan tus sueños, tu puño y tu fe.
Tus brazos alzados contra el poder.
Y una sonrisa apretando los dientes,
y una mentira a la que hacerle frente.
Queda la calle, la selva y los pueblos.
Quedan idiomas para entendernos.
Y hay mil canciones aún por cantar,
y miles de tronos por destrozar.

Queda soñar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s